UN DÍA DE CUARENTENA

«Un día durante la cuarentena, me estaba duchando y al jabonarme sentí algo raro. Debido a lo grande que era el tumor, lo detecté y me fui a revisar con un especialista. Igual lo pospuse un tiempo por la pandemia, por el contagio del COVID, etc… Uno siempre busca una excusa para evitar hacerse un chequeo. «Ay ya, la próxima semana voy», pero uno no dimensiona la importancia de detectar anomalías a tiempo. Si a mí no me hubiesen hinchado en mi casa de ir a revisármelo, no hubiese detectado mi cáncer y hubiese pensado que era sólo un bulto, parte de mi cuerpo. Finalmente cuando fui, me dijeron que era cáncer.

Recomiendo el autoexamen regular en un 100%. Es necesaria la constancia de hacerlo, un día puede no estar pero después sí, le puede pasar a cualquier persona y a cualquier edad.

A mí me pasó a los 23, menos mal lo sentí, lo toque y lo revisé a tiempo. «

Alexandra, 23 años

You have successfully subscribed!
This email has been registered